Embarazo en la Adolescencia


Tú has tenido sexo sin protección o el preservativo se rompió mientras tenías relaciones sexuales unas semanas atrás y ahora tu período se retrasó. El hecho de lidiar con un embarazo no planificado puede llegar a ser un momento sumamente estresante en la vida de una mujer. Pero, tú eres una adolescente y en este caso, la situación podría parecer casi una catástrofe.

¡No quieres ser mamá todavía!. ¿Cómo se lo dices a tus padres?. ¿A quién recurres en busca de ayuda?; y ¿qué pensarán tus amigas/os?. El embarazo adolescente puede transformarse en una situación aterradora. Pero antes de que comiences a asustarte, respira profundamente y recuerda que no eres la primera adolescente que experimenta un embarazo no deseado. Millones de adolescentes han pasado por tu situación (¡y sobrevivieron!). Es por ello que deberías preguntarte, ¿cuáles serían los primeros pasos que debería llevar a cabo?

Qué Deberías Hacer Ante una Emergencia
Si has tenido sexo sin protección ayer y quisieras seguir los pasos indicados para evitar quedar embarazada, entonces tendrías que tomar una píldora anticonceptiva de emergencia (PAE). Ésta es una píldora que podrás conseguir con prescripción médica o en una clínica particular; y que podría ayudarte de tres maneras diferentes.

Primero, la PAE puede hacer que tu cuerpo no libere óvulos. Si ya hubieras liberado algún óvulo, la segunda forma en la que esta píldora podría ayudarte sería evitando que el óvulo fuera fertilizado. Si ese óvulo ya hubiera sido fertilizado, la última forma en la que una PAE podría ayudarte sería impidiendo que el óvulo fertilizado se implantara en tu útero.

No obstante, una PAE sólo puede ser tomada dentro de las 120 horas posteriores a haber tenido relaciones sexuales sin protección y cuánto antes la tomes, más efectiva será. Una vez que haya pasado ese tiempo, la PAE no podrá ayudarte. La PAE no causa abortos o abortos espontáneos. Por ello, si ya estuvieras embarazada, la PAE no modificará tu situación.

Si sospecharas que podrías estar embarazada, hazte una prueba del emabarazo.

Si estás segura de que estás embarazada, tendrás muchos estados afectivos y tus pensamiento pasarán por diferentes tipo de alternativas u opciones .

Podrías quedarte con el bebé y ser una buena mamá. Podrías continuar con el embarazo y dar a tu bebé en adopción.

Podrías interrumpir el embarazo, sometiéndote a un aborto. O, en caso de que no pudieras decidir qué hacer; podrías dejar a tu bebé en un hogar substituto o al cuidado de una familia de acogida una vez que él o ella haya nacido, para decidir si realmente deseas quedarte con el bebé o darla/o en adopción.

Pero, ¿qué significan en realidad todas estas alternativas u opciones?

Transformarse en Mamá


Si decidieras que deseas conservar al bebé, deberás estar preparada para ser una buena mamá. Ser padres (en general) es un trabajo de tiempo completo sin importar que seas adulto o adolescente – es un trabajo complicado. Pero eso no significa que no podrás lograrlo. Muchas adolescentes embarazadas han decidido tomar el rol de madres, y lo han hecho maravillosamente bien; transformándose en mamás cariñosas y sumamente amorosas. Sin embargo, es muy importante ser realista en cuanto a la visión que tengas acerca de lo que significa ser mamá.

Ser madre puede llegar a convertirse en una experiencia verdaderamente gratificante y especial. Pero, sin importar si eres adolescente o adulta, insumirá mucho de tu tiempo (sin poder gozar de vacaciones por …oh, 20 años más o menos), mucho dinero, mucha ayuda, y mucha paciencia para poder ser una buena mamá. Para ayudarte a decidir si ésto es lo mejor para tí, aquí hay algunas preguntas que deberías hacerte:

  • ¿Cómo podré mantener económicamente a mi bebé y a mí?
  • ¿Cuánto apoyo podré esperar recibir de mi familia y de mis amigos?
  • ¿Estoy dispuesta a abandonar la escuela para criar a un bebé?
  • ¿Existen escuelas alternativas especialmente creadas para madres adolescentes a las que yo pueda concurrir?
  • ¿Es éste el momento adecuado para ser mamá?

Encontrar otra Mamá
La adopción es una opción muy ventajosa para muchas adolescentes embarazadas. Esta opción implica que conserves a tu bebé y una vez que des a luz, deberás entregarlo para que pueda ser adoptado. Una vez que el bebé haya nacido, será dado a otra pareja quién la/o criará como si fuera su propia/o hija/o. A pesar de que se llevan a cabo miles de adopciones exitosas por año, algunas mujeres no soportan estar alejadas de sus hijos de forma permanente.

Adopciones Abiertas y Adopciones Cerradas
Si decides dar a tu bebé en adopción, podrás elegir entre una adopción abierta o una cerrada. Una adopción abierta es aquella en la cual puedes elegir a los futuros padres que se encargarán de criar a tu bebé.

Una de las ventajas de esta clase de adopción es que podrás establecer un vínculo con los futuros padres de tu bebé y posiblemente podrás mantenerte en contacto con ellos mientras tu bebé crece.

Un adopción cerrada es aquella en la cual todo el proceso es privado.

También existen otras formas de llevar adelante una adopción. Podrías encomendarle todo el proceso a una agencia. Ésto es lo que usualmente se hace en las adopciones cerradas, y significa que ellos serán los únicos responsables de cumplimentar los asuntos legales y de encontrar a los nuevos padres.

Si prefirieras una adopción abierta, podrías recurrir a una agencia o buscar a los futuros padres de tu bebé por tus propios medios.

Una adopción independiente es una en la cual, por intermedio de un doctor, de un abogado o de alguien más que conozca a alguna pareja deseosa de adoptar un bebé podrás dar en adopción a tu hija/o.

Si prefirieras una adopción independiente, deberías considerar buscar un abogado, para asegurarte de que estás siguiendo todos los pasos estipulados por la ley -y a la vez- de que estás protegida.

No obstante, usar los servicios de una agencia podría ser más fácil, aunque -en la actualidad- muchas agencias animan a los padres a elegir una adopción abierta.

Sin importar el tipo de adopción que hayas elegido, deberías asegurarte de leer detalladamente cada uno de los contratos que tengas que firmar. Si cuentas con un abogado que pueda asesorarte, haz que él lea cualquier contrato antes de que tu lo firmes.

Las leyes de adopción varían de país en país, de estado en estado, de provincia en provincia. Si estás considerando esta opción, deberías investigar sobre las leyes relativas a la adopción vigentes en el país en el que vives.

Una Decisión muy Difícil


El aborto es un tema muy delicado para la mayoría de las personas y es una decisión muy difícil de tomar para la mayor parte de las mujeres. A pesar de que para muchas mujeres será la decisión adecuada, no lo es para todas.

Un aborto significa interrumpir un embarazo. La mayoría de los abortos se practican en la semana 12 de un embarazo.

El hecho de abortar en una de las primeras etapas de tu embarazo será una opción segura cuando el mismo sea realizado por un clínico especializado.

Si hubieras decidido interrumpir tu embarazo, no trates de inducir un aborto tú misma; muchas mujeres jóvenes han muerto -prácticamente fueron asesinadas- por no haber concurrido a una clínica, o por no haber elegido a un doctor especializado para que les practicara el aborto.

En Estados Unidos, las leyes referidas a los abortos varían dependiendo de cada estado; en algunos se exige el permiso oficial de los padres de la adolescente en cuestión para que la misma se someta a un aborto, en otros no; mientras que un puñado de estados han aprobado la ley que prohíbe a los doctores llevar a cabo abortos en cualquier zona que se encuentre dentro de los mismos.

El dinero es otro factor a tener en cuenta.

Algunas clínicas especializadas en practicar abortos requerirán un pago por adelantado, mientras que otras permitirán financiar el aborto mediante un plan de pagos o mediante el uso de una tarjeta de crédito.

Necesitarás investigar cuidadosamente este tema para poder saber qué estipulan las leyes vigentes en el estado en el que resides.

En Canadá, los abortos llevados a cabo en hospitales son cubiertos por los planes de asistencia sanitaria provincial. Las mujeres que vivan en Columbia Británica, Alberta, Ontario, o Newfoundland, y se sometan a un aborto en una clínica independiente también deberán pagar.

En cualquier otro lugar, los planes de asistencia sanitaria cubrirán al menos una parte del costo del aborto, siempre y cuando el mismo sea practicado en una clínica independiente- en donde practicar abortos sea algo legal.

Si vives en la Isla Prince Edward, deberás salir de la provincia para poder realizarte un aborto, ya que allí no hay hospitales o clínicas que ofrezcan esta clase de servicios.

Algunos hospitales te exigirán permiso o consentimiento de tus padres, dependiendo de tu edad; pero este requisito variará de acuerdo a cada lugar en particular.

El aborto no es la decisión adecuada para todas las mujeres. Algunas mujeres lamentan haber tomado la decisión que las llevó a someterse a un aborto, debido a sus creencias personales. Si estuvieras considerando someterte a un aborto, deberías asegurarte de que nadie te estuviera presionando para que lo hagas. Ésta es una decisión que deberás tomar sola, sin la presión de nadie más.

Además, deberías ser consciente y tener en cuenta tus deseos personales y tus creencias religiosas. Si un aborto va en contra de ellos, quizás ésta no sea la opción adecuada para tí.

¿Todavía No Estás Segura?


La fecha en la que deberás dar a luz está por llegar y tú todavía no estás segura de si deseas criar a tu bebé o no. Pero parece demasiado tarde como para hacer algo al respecto. Antes de entrar en pánico, investiga sobre las familias de acogida y los hogares substitutos.

Esta opción te permitirá contar con más tiempo para tomar la decisión final. Podrás visitar a tu bebé mientras se encuentre en un hogar substituto o mientras esté al cuidado de una familia de acogida, e incluso podrás decidir cuánto tiempo deseas que tu bebé permanezca allí. No obstante, los hogares substitutos no son una solución permanente.

Las leyes relacionadas con los hogares substitutos varían dependiendo del lugar en el que vivas; es por ello que deberías investigar un poco más para saber si esta opción está disponible para tí en la actualidad, o no.

Sin importar cuál sea tu decisión final, no deberías apresurarte en tomar una decisión de la que más tarde podrías arrepentirte. Sin embargo, cuánto antes tomes la decisión, más prontamente estarás recibiendo cuidados prenatales (si ya hubieras decidido continuar con el embarazo).

Hablando Sobre el Tema


Podrías encontrar difícil el hecho de tomar una decisión, sin contar con asesoramiento o consejos provenientes de otras personas.

¿Hay alguien en quien puedas confiar y con el cual puedas hablar sobre este tema?. Tus padres serían la mejor opción, pero no todas las adolescentes sienten que pueden ir a hablar con sus padres sobre ésto sin más ni más.

Una amiga/o, un pariente, una profesora/or, o tu doctor/ra serán muy buenas opciones. También podrías hablar con un consejero sexual, ya que el mismo está debidamente preparado para lidiar con esta clase de situaciones.

Pero piensa bien a quién vas a recurrir. Existe una gran cantidad de centros y de líneas de acceso directo que aseguran que resuelven esta clase de problemas, específicamente si se trata de “crisis de embarazo”.

A pesar de que probablemente querrán ayudarte, también podrían llegar a brindarte información inexacta o parcial, o quizás no te estén explicando todas las opciones que actualmente tienes a tu disposición.

Algunos -incluso- usarán el temor y las tácticas de presión para que tomes la decisión que ellos prefieran.

Recuerda, sólo tú sabrás cuál es la decisión adecuada. Si hubiera una clínica de Paternidad Planificada cerca del lugar en el que vives, podrías concertar una cita en la misma para poder discutir el tema con un consejero especializado, el cual te brindará información de manera imparcial y libre de presiones y -a su vez- responderá todas tus preguntas. Ellos también podrán proporcionarte números telefónicos delugares de orientación y capacitación.

TELEFONO 8872-0670/ 2220-2874

Comentarios

  • DESEO UN HIJO  On julio 7, 2010 at 6:52 pm

    ME GUSTARIA ADOPTAR A UN BEBE . ESTOY CASADA CON UN BUEN HOMBRE, A LOS DOS NOS ENCANTAN LOS BEBES, PERO MI MARIDO TIENE LOS ESPERMATOZOIDES VAGOS,¡ QUE LE VAMOS A HACER! SI QUEREIS PONEROS EN CONTACTO CONMIGO POR SI HUBIESE ALGÚN CASO . OS ESPERO . SOMOS BUENAS PERSONAS. GRACIAS

  • yemari  On junio 5, 2011 at 8:19 pm

    QUIERO SOLUCIONES POR FAVOR

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores

%d personas les gusta esto: